INSTITUTO SECULAR HOGAR DE NAZARET (visitar sitio web)

El Instituto Secular Hogar de Nazaret fue fundado por el sacerdote secular Luis Zambrano Blanco, natural de Fuente del Maestre, en el año 1935 en Ribera del Fresno. En cuanto Instituto de Vida Consagrada, los miembros del mismo son personas que comprometen radicalmente su vida en el seguimiento de Jesucristo; viviendo su entrega, a Dios y a los hombres, en el mundo como lugar propio.

Tiene como Misión: trabajar para la transformación del mundo, actuando dentro de él como levadura y fermento.

Por ello está inserto en tareas civiles de todo tipo: en la familia, en obras asistenciales, en escuelas, en la universidad, en las empresas, en el mundo rural… Desde su carisma de secularidad, implica una vida inserta en el mundo, donde quiera que tenga  trabajos que realizar, asumiendo los compromisos inherentes, responsabilidades propias, ejerciendo responsabilidades diversas y acogiendo en los Hogares a personas desfavorecidas.

Esta misión se desarrolla:

  • En el servicio a los más necesitados: ancianos, discapacitados, marginados sociales, inmigrantes…
  • En la parroquia: animación litúrgica, dedicación al altar, catequesis y pastoral juvenil y presencia en la ayuda asistencial.
  • En la educación y formación humana y cristiana: escuelas, talleres, colegios y residencias.

El Instituto se inspira en la espiritualidad de la Sagrada Familia de Nazaret y tiene por patrona a  Santa Teresa de Jesús reformadora carmelitana del siglo XVI.

Destacar como puntos claves y valores:

  • Una permanente actitud de servicio hacia las personas, principalmente a los más desfavorecidos y teniendo una particular actividad en el campo de la Discapacidad como pilares importantes en la misión de la Institución: Centros Ntra. Sra. de la Luz en Badajoz y La Providencia en Ribera del Fresno.
  • El trabajo educativo y formativo de la persona como expresión fundamental de la condición humana. El Instituto está presente en Extremadura (Cáceres y Badajoz), en Galicia (Santiago de Compostela y La Coruña) y en Castilla León (Salamanca).
  • Respeto por el valor y la libertad de la persona y de toda realidad creada.
  • El amor a la Iglesia y la fidelidad a las orientaciones del Magisterio de la misma.